7/05/2010

LA DISFONÍA

La voz se produce por la vibración de las cuerdas vocales al pasar por ellas el aire. Cuando existe un problema en las cuerdas vocales, esta vibración es defectuosa y la voz sale con alteraciones (voz ronca, rasposa, apagada, entrecortada, etc.). Este cambio de voz anormal se conoce como disfonía.
La disfonía, es por tanto, un término general que describe un cambio anormal de la voz producida por muchos tipos de enfermedades.


CAUSAS:

Las causas son muchas, y siempre es necesario conocerlas, porque si bien la mayoría de las veces se producen por problemas banales, no es menos cierto que en otras ocasiones, el descubrimiento precoz de su etiología puede salvar la vida del paciente o permitir la instauración de un tratamiento menos agresivo:
· Laringitis aguda. Es la causa más frecuente de disfonía y ocurre por una inflamación de las cuerdas vocales debido a una infección viral o a un uso excesivo de la voz.

· Nódulos de cuerdas vocales. Aparecen en personas con un mal uso vocal, que hablan muy alto, durante demasiado tiempo, o con una mala técnica. Son frecuentes en profesores, o niños que gritan mucho durante sus juegos.

· Pólipos de cuerdas vocales. Las causas son las mismas que para los nódulos, pero aquí el componente inflamatorio es mayor.

· Reflujo gastroesofágico. El reflujo de material gástrico, sobre todo durante la noche, puede producir irritación de las cuerdas vocales y disfonía. Ocurre con mayor frecuencia en personas mayores. La disfonía es matutina y va cediendo a lo largo de la jornada.

· Cáncer de laringe. Esta causa de disfonía justifica por si sola la identificación de otras causas de alteración de la voz aunque sean aparentemente banales. Hay que sospecharla sobre todo ante un paciente fumador. El tabaco es la principal causa de cáncer de laringe.

· Parálisis de cuerdas vocales. Por afectación del nervio recurrente debido a cirugía del tiroides o compresión consecuencia de tumoraciones, o sin causa aparente.

· Otras causas pueden ser también alergias o traumas de la laringe.


CUANDO ACUDIR A UN ESPECIALISTA:

La disfonía debe ser evaluada siempre por un otorrinolaringólogo. Es necesaria la observación de las cuerdas vocales. La evaluación por el otorrinolaringólogo, debe ser especialmente urgente en caso de disfonía superior a 2-3 semanas, si se acompaña de dolor, tos con sangre, dificultad para tragar, bultos en el cuello o, una pérdida completa o severa de la voz.


QUÉ HACER PARA PREVENIR UNA DISFONÍA:

· Evitar el tabaco.

· Evitar agentes deshidratantes como el alcohol o la cafeína.

· Beber abundantes líquidos.

· Humidificación del ambiente.

· Evitar especias picantes y alcohol en la dieta.

· No usar la voz durante demasiado tiempo y/o a gran volumen.

· Si usas la voz de forma profesional es conveniente recibir entrenamiento y el apoyo de un Logopeda.

· Evita hablar o cantar cuando tu voz esté dañada.



0 comentarios:

Publicar un comentario