7/06/2010

LA DISLALIA


Trastorno en la articulación de los fonemas o sonidos, por alteraciones de los órganos del habla (labios, lengua, velo del paladar). Incapacidad para pronunciar o formar correctamente ciertos fonemas o grupos de fonemas (sonidos).

La dislalia puede afectar a cualquier consonante o vocal, pero suele darse una mayor incidencia en ciertos sonidos:


- En unos casos porque requieran mayor agilidad y precisión de movimientos (como sucede con la /r/)

- En otras ocasiones porque el punto de articulación no es visible y se puede hacer más difícil su imitación (como la /k/)

- A veces porque existen sonidos (como la /s/) en los que hay una mayor tendencia a deformar las posiciones articulatorias de la lengua.

Tiene un diagnóstico muy favorable, pero si no se somete a un tratamiento precoz y adecuado, puede traer consecuencias negativas, por la influencia que ejerce sobre la personalidad del niño, su capacidad comunicativa y su adaptación social, así como en su rendimiento escolar.

Para la denominación de las distintas dislalias, según el fonema afectado, se utiliza una terminología derivada del nombre griego.


Los más comunes son:

- Rotacismo: la no articulación del fonema /r/.

- Ceceo: pronunciación de /s/ por /z/.

- Seseo: pronunciación de /z/ por /s/.

- Sigmatismo: la no articulación del fonema /s/.

- Chuitismo: la no articulación del fonema /ch/.

- Chionismo: sustitución de /rr/ por /l/.

- Checheo: sustitución de /s/ por /ch/.


CLASIFICACIÓN:

Dislalia evolutiva: Es aquella fase del desarrollo del lenguaje infantil en la que el niño no es capaz de repetir, por imitación, las palabras que escucha. Dentro de una evolución normal en la madurez del niño, estas dificultades las va superando, y solo si perduran a los 4 años se consideran patológicas.

A modo orientativo diremos que un niño cuando inicia la escolarización, a los 3 años, tiene que tener un habla inteligible, aunque aparezcan errores. A los 4 años se considera aún normal ciertas dificultades con los sinfones y la /r/; y sobre los 5-6 años debe estar adquirido todo el cuadro fonético español.

Dislalia funcional: Alteración de la articulación debido a un mal funcionamiento de los órganos articulatorios.

Dentro de ellas distinguimos:

- Alteraciones de la producción: La dificultad está centrada básicamente en el aspecto articulatorio. Son niños con errores estables, que cometen siempre el mismo error cuando emiten el sonido o sonidos problemáticos. La dificultad aparece por igual en repetición que en lenguaje espontáneo.

- Alteración a nivel perceptivo y organizativo: Afecta a los procesos de discriminación auditiva, entre ellos la conceptualización de los sonidos y la relación entre significante y significado.

La expresión oral es deficiente, pudiendo llegar a ser prácticamente ininteligible.
Los errores suelen ser fluctuantes. Por lo general, puede producir bien los sonidos aislados, pero la pronunciación de la palabra suele estar alterada.

Dislalia audiógena: Alteración de la articulación producida por una audición defectuosa. Se producen alteraciones de la voz y del ritmo, que modificará la cadencia normal del habla. En muchos casos estos síntomas son las señales de alerta de una sordera encubierta.

Dislalia orgánica: Trastorno de la articulación motivado por alteraciones orgánicas. Puede referirse a lesiones del sistema nervioso que afectan al lenguaje (disartrias), o anomalías anatómicas o malformaciones de los órganos que intervienen el habla (disglosias).




0 comentarios:

Publicar un comentario