7/05/2010

PARÁLISIS DE CUERDA VOCAL

En la parálisis de cuerda vocal, una o ambas cuerdas vocales carecen de movimiento, quedando fijas en una posición. El movimiento de las cuerdas vocales es necesario tanto para producir sonido como para respirar y tragar adecuadamente. Cuando existe parálisis de cuerda vocal una o todas estas funciones pueden estar alteradas.

El síntoma es la disfonía, ésta puede ser mínima o bien notoria. Típicamente el paciente siente que la voz es más débil o que tiene que "hacer más fuerza" para emitir una voz intensa. O bien, que tiene que "tomar más aire" para hablar. Este tipo de voz "soplada" es producida por el escape de aire entre las cuerdas vocales.

Existen múltiples motivos, pero los más destacados son:

  • Postoperatorio de cirugía de tiroides
  • Parálisis sin causa aparente
  • Viral
  • Congénita
  • Post traumática (luego de sufrir un traumatismo)
  • Secundario a proceso benigno o maligno de laringe, tiroides, cerebral, cervical y/o torácico
  • Accidente cerebro-vascular

El diagnóstico lo realiza el otorrinolaringólogo.

En algunos casos el paciente vuelve a recuperar la movilidad de la cuerda vocal paralizada sin secuelas. Este proceso puede llevar de 6 meses a un año.

En los casos en los que la cuerda vocal no se recupera, se utiliza una cirugía denominada “Tiroplastía Tipo 1”. La intervención quirúrgica consiste en llevar la cuerda vocal paralizada a una posición más cercana a la otra cuerda vocal para evitar el escape de aire.

En estos casos, también se requiere de una Rehabilitación Logopédica.






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada