7/06/2010

RESPIRADOR BUCAL


El respirador bucal es físicamente incapaz de respirar por la nariz. Produce alteraciones fisiológicas que pueden afectar progresivamente a su desarrollo.

Su detección y corrección depende de un equipo multidisciplinario, que incluye al pediatra, otorrinolaringólogo, foniatra, odontólogo (ortodoncia) y logopeda (rehabilitación de la función)


SIGNOS Y SINTOMAS:

El respirador bucal tiene algunas características básicas que permiten su diagnóstico de forma fácil, tanto por profesionales como por familiares en la mayoría de los casos. Es importante recordar que cuando una persona respira por la boca, peor es el cuadro general de salud.

Síntomas más frecuentes del respirador bucal:

- Tos seca

- Tos nocturna

- Incapacidad respiratoria

- Apneas obstructivas del sueño (interrupción momentánea de la respiración)

- Trastornos en el desarrollo del macizo facial (paladar estrecho y hundido, mandíbula elongada)

- Deglución atípica

- Dientes mal implantados

- Sinusitis

- Otitis

- Trastornos de la audición

- Falta de atención

- Retraso escolar

- Alteraciones posturales

- Ojeras, ojos cansados y sin brillo.

- Dormir con boca abierta.

- Labio superior corto y normalmente mostrando los dientes

- Labio inferior laxo.

- Incisivos normalmente para adelante

- Escaso desarrollo del tórax


DOLENCIAS RELACIONADAS:

Es importante citar algunas de las principales dolencias involucradas en el Síndrome del Respirador Bucal para que se pueda diagnosticar y tratar antes de que el paciente empeore.

- Rinitis
- Sinusitis
- Otitis
- Amigdalitis a repetición
- Hipertrofia de adenoides
- Asma
- Ronquido
- Apnea del sueño
- Alergias
- Desviación del tabique nasal
- Hábito de succión prolongado del pulgar (más allá del primer a segundo año de vida)




0 comentarios:

Publicar un comentario