2/01/2013

TERAPIA MIOFUNCIONAL Y ORTODONCIA


Una de las características de los Logopedas Especialistas en Terapia Miofuncional, es la corrección de las disfunciones orofaciales. Pueden interferir tanto en la producción del habla como sobre la estructura de los dientes (malformaciones, etc.), y en esto último está vinculado con el Ortodoncista.

A continuación, se van a dar algunas respuestas sobre la ortodoncia y la terapia miofuncional.


¿QUÉ ES LA ORTODONCIA?
Es una especialidad de la Odontología que se ocupa de estudiar la posición de los dientes y corregir las maloclusiones que se dan cuando éstos no encajan adecuadamente al cerrar la boca.

Para ello, el ortodoncista analiza y estudia los dientes de cada paciente interviniendo, en los casos que sea necesario, con aparatología para colocarlos en su sitio.



¿QUÉ ES LA TERAPIA MIOFUNCIONAL?
Es una disciplina que se encarga de valorar y corregir las disfunciones orofaciales que pueden interferir tanto en la producción del habla como sobre la estructura de los dientes.

Los logopedas especialistas en este campo, son los encargados de la intervención.


¿CUÁLES SON LAS RELACIONES ENTRE AMBAS?
Muchas maloclusiones dentarias están relacionadas con alteraciones en la respiración, masticación y deglución. Además, existen malos hábitos como la succión digital, el mordisqueo labial, etc. que alteran la posición normal de los dientes.

En estos casos, es inviable la corrección de la posición dental sin corregir o eliminar disfunciones y malos hábitos, y viceversa. En este sentido, la colaboración entre Ortodoncista y Logopeda es necesaria.


¿CUÁLES SON LAS DISFUNCIONES MAS FRECUENTES?
La deglución atípica y la respiración oral son dos de los problemas más frecuentes.

Entendemos por deglución atípica aquella que se produce con empuje, apoyo o interposición de la lengua entre los dientes. Este movimiento se repite más de 2000 veces al día, de manera que si hay alguna presión anómala contra los dientes por parte de la lengua, los labios, o de ambos; la posición normal de los dientes estará comprometida.

Si además se respira por la boca, el paladar tenderá a deformarse y la lengua caerá hacia delante, alterando también la forma de las arcadas dentarias y la posición dental.


¿QUÉ DEBEMOS HACER ANTE ALTERACIONES BUCODENTARIAS?
En primer lugar debemos visitar al Ortodoncista, que será quién decidirá el tipo de intervención. Si se detectan alteraciones funcionales y/o malos hábitos, se debe acudir al Logopeda para valorar y tratar el caso en coordinación con el Ortodoncista.

Es importante seguir las prescripciones de ambos profesionales para que el tratamiento sea exitoso y la boca recupere su estado saludable.


¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO LOGOPÉDICO?
El objetivo principal es corregir malos hábitos y reeducar la deglución atípica y trastornos asociados.
El proceso consiste en:
  • Sesión inicial de valoración y diagnóstico.
  • Fase de aprendizaje: el paciente debe aprender a realizar los ejercicios en sesiones individuales junto a su logopeda hasta que las funciones se hallen normalizadas y los hábitos mejorados. En casa se ha de trabajar todos los días, modificando o ampliando los ejercicios según se vaya indicando en consulta.
  • Fase de automatización: en esta fase deberemos asegurarnos que el paciente hace los movimientos correctos de manera inconsciente y de que los hábitos disfuncionales han desaparecido.
  • Fase de seguimiento: llegados a este punto debemos revisar el caso a medio-largo plazo para evitar retrocesos y comprobar que las funciones se mantienen normalizadas.

La periodicidad y duración de cada una de estas fases variará dependiendo de las peculiaridades de cada caso, de la colaboración tanto del paciente como de los padres y de la evolución tanto anatómica como funcional.

Muchas veces los tratamientos van unidos temporalmente a la duración de la ortodoncia, debido a que debemos vigilar que no aparezcan de nuevo malos hábitos y, además, debemos asegurarnos que el paciente mantiene las funciones aprendidas y que las automatiza.

Se pueden sacar las siguientes conclusiones:
  • La mayoría de los pacientes corrigen las disfunciones a corto – medio plazo.
  • La automatización, es decir, la normalización de las funciones de manera inconsciente, se produce a medio – largo plazo.
  • Cuando la colaboración de los padres es positiva, los avances son más rápidos.
  • Esta mejoría a nivel funcional ayuda en la evolución a nivel ortodóncico.
  • Hay mucha variabilidad individual dependiendo de variables como la edad, el sexo, la colaboración de los padres, el estado dentario, el grado y tipo de disfunciones, la personalidad del paciente y otras variables externas.
  • La constancia y la sistematicidad son la clave del éxito. La balanza coste-beneficios es positiva puesto que al conseguir modificar hábitos estamos rentabilizando y optimizando el tratamiento ortodóncico.

Las sesiones se realizan de manera individual y el tratamiento es personalizado adaptándolo a las necesidades de cada caso.







0 comentarios:

Publicar un comentario