4/16/2015

¿QUÉ SON LAS CLASES DE MÚSICA Y MOVIMIENTO?

MÚSICA Y MOVIMIENTO:
Atención Temprana a través de la música

¿Quién no ha utilizado una nana para calmar a un bebé? ¿Qué niño se resiste a balancearse en cuanto escucha una canción? La música despierta emociones y  nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida. Los niños tienen una especial sensibilidad hacia ella y no hay nada que mejor se aprenda que lo que emociona.
En estas clases de Música y Movimiento se pretende familiarizar a los niños desde muy temprana edad con la música de una forma lúdica. Las clases semanales de 40 minutos son en grupos reducidos en los que podremos adaptarnos a las necesidades de cada alumno. En las sesiones los pequeños estarán acompañados de un adulto que, guiado por la profesora,  participará activamente de este proceso de aprendizaje.  
Trabajaremos los diferentes aspectos de la música de una forma experimental y práctica en la que comenzaremos explorando nuestro instrumento principal: nuestro cuerpo (de ahí el nombre de Música y Movimiento). Aprenderemos música sintiéndola en nosotros mismos, aprovechando la cantidad de oportunidades expresivas y creativas que este gran binomio nos concede. Así buscaremos ampliar los conocimientos musicales del alumnado, familiarizándole con su cuerpo y el entorno que lo rodea, y conseguir una sensibilización musical donde se desarrollarán ciertas capacidades fundamentales para el desarrollo integral del niño.


Objetivos:

Las sesiones se organizan en torno a cuatro pilares fundamentales de esta formación: movimiento y ritmo, audición, canto e interpretación.  Se realizarán actividades basadas en las metodologías musicales de Dalcroze, Orff, Willems, Wuytack y Suzuki.
A través de canciones, cuentos y juegos nos acercaremos a la música clásica occidental y al repertorio infantil trabajando el esquema corporal, psicomotricidad, coordinación, intensidad, timbre, esquemas rítmicos, los instrumentos musicales... El contenido de las sesiones se irá distribuyendo y adaptando según los niveles, atendiendo siempre a las características individuales de cada niño y su grado de maduración.


Beneficios de la música en el desarrollo del niño y Atención Temprana:

Son muchos los estudios que certifican los beneficios de la música en la maduración de los niños. A través de ella se aspira a desarrollar unos hábitos de escucha y concentración mayor que podrá aplicar a su vida diaria. Pero al escuchar música de forma activa o participar en su creación son muchas las áreas cerebrales que se activan, ejercitándose así las mismas zonas que utilizamos para las matemáticas, el lenguaje o la concepción espacial.
”No existe casi ninguna parte del cerebro que no se vea afectada por la música”. (Stefan Koelsch)

En relación a la Atención Temprana, haremos hincapié en aspectos de psicomotricidad y dominio del entorno sonoro que nos rodea. Por otro lado, en la música están presentes los aspectos de timbre, altura, duración, articulación, frases y organizaciones que encontramos también dentro de nuestro lenguaje, por lo que un contacto desde una edad temprana con ella prepara el cerebro para las estructuras más complejas de éste. 




FIRMADO: Marta González Mendicuti

0 comentarios:

Publicar un comentario