6/06/2013

LOS TRASTORNOS DEL LENGUAJE EN PREESCOLAR

Recientemente, he comprado el libro "El niño que habla" de Marc Monfort y Adoración Juárez Sánchez, y en él explica el lenguaje oral en la etapa preescolar.
Como bien dice el título de esta entrada, hay un apartado llamado "Los trastornos del lenguaje en preescolar", por lo que voy a resumir los que aparecen y dar algunas pistas, para saber cuando un niño necesita acudir a Logopedia

Trastornos del lenguaje: 

1. Retraso simple del lenguaje: Se trata de un desfase cronológico del conjunto de los aspectos del lenguaje (fonética, vocabulario y sintaxis) en un niño que no presenta alteraciones mentales, sensoriales, motoras, etc.
Unas pautas que podrían caracterizar este retraso son:
   - Aparición de las primeras palabras después de los 2 años en vez de a los 12/18 meses.
   - Primeras combinaciones de 2/3 palabras a los 3 años en vez de a los 2.
   - Muchas dificultades fonéticas, sobre todo omisión de sílabas iniciales después de los 3 años.
   - Vocabulario limitado a menos de 200 palabras expresadas a los 3 años y medio.
   - Simplismo de la estructuración sintáctica a los 4 años.
   - En estos casos, la comprensión aparece siempre como superior a la expresión. 

2. Disfasia infantil congénita: Se trata de un déficit, que añade al retraso cronológico importantes dificultades específicas para la estructuración del lenguaje, produciendo así conductas verbales anómalas que traducen una desviación respecto a los procesos normales de adquisición. 

Son niños que necesitan una reeducación logopédica que acelere su evolución espontánea excesivamente lenta. El pronóstico con la reeducación temprana, es positivo.

3. Afasia infantil congénita: Es un síndrome poco frecuente y que se refiere al niño que no desarrolla el lenguaje oral o presenta una expresión limitada a una cuantas palabras cuando ya ha pasado el período principal de adquisición (después de los 4 años), sin que dicha ausencia se pueda explicar por causas auditivas (sordera), intelectuales (deficiencia mental profunda), motrices parálisis cerebral), conductuales (autismo) o lesionales (afasia adquirida).

No se conoce su naturaleza exacta. 

4. Afasia infantil adquirida: Perdida total o parcial del lenguaje en niños menores de 10 años por culpa de una lesión cerebral adquirida, generalmente a consecuencia de un traumatismo craneal o enfermedades como la meningitis, que afecta a áreas relacionadas con el lenguaje.

Gracias a la "plasticidad" cerebral del cerebro infantil, este trastorno presenta casi siempre una recuperación rápida y espontánea post-lesión, sobre todo si ocurre antes de los 5 años. 

Trastornos de la voz y del habla:

1. Disfonía: Alteración de la voz, habitualmente ligada a un uso incorrecto de la misma, a una respiración insuficiente o mal coordinada.
Se puede traducir en una voz ronca, grave, con altibajos en el tono como típica voz de "falsete"; o en una voz sorda, atonal, de escasa potencia.
El carácter permanente de estos síntomas, requiere una exploración foniátrica que determinará si el niño necesita una intervención médica o logopédica; o ambas.
En general, estos tratamientos en el niño suelen ser bastantes lentos, pero logran notables mejorías y frecuente desaparición total de los síntomas.

2. Dislalia: Trastorno funcional permanente de la emisión de un fonema sin que exista causa sensorial ni motriz a dicho fenómeno, en un sujeto mayor de 3/4 años.

Se puede distinguir:
   - Omisión: el niño omite un fonema.
   - Sustitución: el niño sustituye un fonema por otro.
   - Distorsión: en lugar del fonema correcto, produce un "ruido" que no pertenece al sistema fonético. Son muy comunes el rotacismo (/r/ y /g/) y el sigmatismo (/s/, /z/ y /ch/).

3. Inmadurez articulatoria: A diferencia de la dislalia, que es un trastorno fonético, ésta es una dificultad fonológica, es decir, las que afectan a la pronunciación de palabras y frases a pesar de una correcta pronunciación de fonemas y sílabas aislados, después de los 4 años.

No es el fonema el que plantea dificultades al niño, sino su orden y diferenciación dentro de las palabras.
Puede presentarse de forma asilada o acompañada de dislalias.
La expresión espontánea de estos niños presenta:
   - Omisiones de fonemas o de sílabas enteras.
   - Confusiones y sustituciones de fonemas.
   - Duplicaciones de sílabas (/títate/ por /quítate/)
   - Inversiones silábicas (/tefélono/ por /teléfono/).

4. Disartria: Perturbación de un fonema por una causa motriz: el niño no puede realizar correctamente el movimiento o postura requerida por el fonema.

5. Taquilalia o taquifemia: Forma precipitada o excesivamente rápida de hablar, en la cuál se observan omisiones de fonemas y sílabas, sobre todo al final del enunciado.


6. Tartamudez o disfemia: Perturbación del habla y de la comunicación social (ocurre solamente cuando el niño habla con alguien) por una descoordinación de los movimientos fono-articulatorios y la presencia de espasmos musculares en distintos puntos de la cadena productora del habla.

Los síntomas suelen aparecer entre los 3 y 4 años y van aumentando generalmente hasta la edad adulta con posibles períodos de remisión e, incluso, de desaparición. 
Tipos:
   - Tónica: bloqueos iniciales, fuertes espasmos.
   - Clónica: iteraciones de sílabas iniciales, espasmos leves pero repetidos.
   - Mixta: combina ambas.

Trastornos del lenguaje y la comunicación no específicos:

Los trastornos afectivos en el niño pueden perturbar la comunicación y/o el lenguaje por vía directa.
Las formas más frecuentes,a parte de la tartamudez, son el mutismo, laconismo y lenguaje regresivo. Estos trastornos afectivos pueden ser debidos a:
   - Frustraciones precoces.
   - Alteraciones de las primeras relaciones.
   - Regresiones.
   - Traumas psíquicos.
   - Estructuración de tipo autística.





1 comentario: